Elige programar

3 May 2014

Debe leerse como si sonara Lust for Life de Iggy Pop de fondo.

Elige programar. Elige un empleo.
Elige un proyecto. Elige un equipo.
Elige un monitor grande que te cagas.
Elige editores, lenguajes, software de control de versiones y un servidor de integración continua.

Elige la salud, un asiento cómodo y unas buenas gafas.
Elige pagar servidores caros y nombres de dominio para tus proyectos personales.
Elige SICP. Elige Clean Code.
Elige mejorar tu inglés con los vídeos subtitulados de Google I/O.
Elige un alias para darte de alta en una amplia gama de putas redes sociales.
Elige la programación funcional y preguntarte qué coño es el combinador Y.
Elige un framework que resuelva todos tus problemas mientras te preguntas por qué coño no habrán resuelto el último issue.
Elige no comentar tu código siendo una carga para los incautos programadores que lo mantendrán.

Elige tu futuro. Elige programar.
Pero, ¿por qué iba yo a querer hacer algo así?
Yo elegí no elegir programar.
Yo elegí otra cosa, ¿y las razones?
No hay razones, ¿quién necesita razones cuando eres gestor de proyectos?